Mi Familia y Yo

  • 0 Review
Con envío todo Chile por pagar para $0

Categoría: Libros Infanto Juvenil


No es mera casualidad que hoy se nos presente, la parte 2 de la Serie Mi Familia y Yo, si no una necesidad. Con un diálogo formulado en un lenguaje adolescente de fácil acceso a sus destinatarios, este texto reúne las condiciones para constituirse en una ayuda a padres, profesores y por cierto a los mismos adolescentes.
 
Los adolescentes y jóvenes son un mundo emergente en nuestra sociedad contemporánea y sus conductas, anhelos, sueños y tantos deseos de entender este mundo los lleva a tener comportamientos que son difíciles de entender por sus padres.
 
Un especialista adosceletólogo definió este periodo como “una enfermedad que sufren los padres, cuando los hijos dejan de ser niños”. En efecto, es una etapa que desconcierta y confunde a los adultos porque de la noche a la mañana su hijo se vuelve otro, en algunos casos un auténtico desconocido.
 
La edad de la protagonista que corresponde a este periodo, generalmente coincide con las etapas más difíciles del desarrollo de la familia y del desarrollo de la relación de pareja de sus padres. Esta es la edad en que los padres están en el máximo esfuerzo del adulto por desarrollar capacidades profesionales y laborales. Hoy en general ambos padres trabajan y la comunicación con sus hijos se debilita.
 
Así este esfuerzo coincide con la gran necesidad de comunicación que tienen los jóvenes y esto se encuentra con las mayores dificultades de comunicación y de rutinización de los hábitos de los padres. Este fenómeno es captado por los adolescentes, afectando sus propias necesidades de afectividad y comunicación. Este punto está muy bellamente ilustrado en esta historia, que puede ser de cualquier adolescente.
 
Si usted se siento preocupado o inquieto por tener un hijo/a en esta edad, aproveche este texto para iniciar un camino de acompañamiento en la reflexión de sus problemas, porque todos los padres de familia queremos que nuestros hijos sean felices y deseamos, con mayor o menor presión, lo mejor para ellos. Pero lo que no nos es tan fácil de decidir es a qué clase de felicidad aspiramos, ni que medios vamos a poner para dársela.
 
De este texto surge una guía que propone a su vez una invitación para acompañar sin agobiar a sus hijos en la conquista de un espacio propio de construcción de sus propias ideas, basado fuertemente en los valores inculcados en el hogar, porque no debemos olvidar que esta etapa, es la época de la vida en que florecen los ideales y las vocaciones profesionales.
 
Miguel Ángel González-Guerra
Psicólogo Infanto-Juvenil